Cómo crear un código de cultura dentro de tu organización

Me gusta ver a las empresas como un gran organismo que está en constante evolución. Esta evolución, sin embargo, es dictada por el “ADN” o el “sistema operativo” que tiene como fuente de información las creencias, hábitos, valores, actitudes y tradiciones de cada uno de los individuos que la componen. 

Al igual que cada organismo tiene un ADN diferente, ninguna empresa comparte el mismo código de cultura. Aun así, es fácil identificar cuáles son los puntos en común que comparten las empresas exitosas y, de igual forma, cuáles son los factores que generan ambientes tóxicos y malos resultados en las organizaciones. 

Estos son algunos de los puntos clave que te ayudarán a crear un código de cultura alineado a los objetivos de tu organización y que te ayude a motivar a tu equipo y atraer mejores talentos:

  • El conocimiento se comparte, no se acumula

Uno de los factores más importantes en las organizaciones exitosas es la transparencia. Ya quedaron muy atrás las épocas en las que el egoísmo y la arrogancia se ponían por encima de la colaboración.

Hoy, las organizaciones más exitosas son aquellas que ponen a disposición de sus colaboradores todos los recursos y conocimientos que puedan necesitar para tomar mejores decisiones, sin importar la jerarquía o la antigüedad. 

  • Cliente > Equipo > Individuo

Otro de los factores de éxito en las organizaciones es tener muy claro a quién deben beneficiar las decisiones que se toman. No se trata de que “el cliente siempre tiene la razón”, sino que el éxito del cliente debe ser el eje de las decisiones. De igual forma al interior de la empresa, el éxito del equipo debería anteponerse al beneficio personal. 

  • Los buenos argumentos le ganan a la jerarquía 

“Porque soy tu jefe y así lo digo yo” es una frase que no tiene cabida en las organizaciones exitosas. Para asegurar el aprendizaje y mejorar la toma de decisiones, todos los individuos deben sentirse en confianza de expresar su opinión y de respaldar con datos los argumentos que guíen a la organización en la dirección correcta. En las organizaciones con códigos de cultura extraordinarios, los debates se ganan con mejor información no con mejor puesto. 

  • La meta es más importante que la ruta

La gente exitosa quiere saber a dónde se dirige, no que le digan paso por paso cómo llegar. En este sentido, un crecimiento sostenible y escalable para la organización es el resultado de confiar en el criterio y la motivación de los integrantes del equipo, sumado a un entendimiento colectivo de los objetivos y la visión de la empresa. 

  • Congruencia en el liderazgo

Por último, pero no menos importante, está la congruencia en el liderazgo. Ninguna organización que predique valores que los altos mandos no pongan en práctica está destinada a triunfar. Predicar con el ejemplo y mantener las puertas abiertas para que cualquier colaborador pueda interactuar, enseñar y aprender de los altos mandos es la clave para tener un negocio exitoso.

Compartir en:

Facebook
Twitter
LinkedIn
Email

En Go Virtual nos interesa conocer tus necesidades y darte las soluciones que requieres.

¡Contáctanos!

Síguenos

¿Tienes alguna duda?